Semana 4

Esta semana fue llena de aprendizaje ambos en la clínica y afuera. Para clínica esta semana estuve en el Hospital Eugenio Espejo, un hospital publico que sierva una gran población en Quito y alrededor de Ecuador. Hice mis practicas con Dr. Hidalgo en hematología, que se trata con las enfermedades del sangre. Tuve mucho suerte para hacer las practicas con Dr. Hidalgo porque era demasiado simpático y un profesor excelente. Hasta ahora creo que hematología era mi favorita practica pero me dí cuenta que los doctores tienen mucho influencia sobre la experiencia en la clínica. Si el doctor toma el tiempo para enseñar la experiencia es 100% mejor que un doctor que no quiere trabajar con estudiantes. Hasta ahora la mayoría de mis experiencias han sido positivos en la clínica pero hematología fue el mejor de todos. Sin embargo, hematología es un área de medicina complicada y tenía el mismo problema que tuve con la practica de cirugía de no entender mucho. Los enfermedades son complejos para entender en ingles y en español y sin tener mucha educación medica todavía me falto el conocimiento para entender todo. También descubrí que hematología es muy triste. Los pacientes tienen enfermedades bastante serios y muchos no tienen curas, como la leucemia, la hemofilia, trombosis y diferentes tipos de anemia. Había una paciente que me afectaba mucha. Ella estaba en la unidad de cuidados intensivos y tenía una hemorragia cerebral. Sus placas de rayos-X muestrearon que su cerebro estaba empujado al dentro por la presión de la sangre y estaba sangrado por la nariz y la boca. Los doctores dijeron que no había nada que podían hacer por ella menos que darle el suporte mínimo para mantener la vida. También habían otros casos que serios, como una anciana que era abandonada por su familia en el hospital y otra mujer que recién daba la luz a un bebe y tuvimos que informarle que tenía leucemia. Todos esos casos fueron un poco emocionales y no sé si me gustaría practicar una especialidad donde no hay mucho esperanza para sus pacientes. Las especialidades como hematología y oncología requieren doctores con personalidades especiales y admiro a la gente que puede mantener la esperanza en situaciones tan graves.

 

Bueno aparte de mi practica de hematología conocí un poco más a Quito y a un pueblo al norte, Otavalo. Otavalo es conocido por la feria artesanal que hay todos los sábados donde la gente indígena alrededor de Otavalo traigan cosas para vender. Como hay una población grande de gente indígena en Otavalo, aprovechamos en visitar una clínica tradicional. Esta clínica me parecía especial porque habían consultorios de medicina occidental además de consultorios de medicina indígena. La gente puede escoger que tipo de medicina quieren utilizar para su enfermedad y muchas veces los pacientes usan los dos tipos de medicina juntas. Es una forma única de practicar medicina que trata de respectar las creencias indígenas. Fuimos a el consultorio de medicina tradicional para ver como tratan las enfermedades folklóricas. Vimos algunos niños con “espanto” que se curó con un limpio del huevo. También mí amiga, Oresta, hizo una limpia con cuy. Esta es una técnica tradicional para diagnosticar una enfermedad con un cuy. Toman el cuy y lo agitan sobre el pecho del paciente hasta que se muere el cuy. Después disecan el cuy para encontrar lo que tiene el paciente. Era un proceso bastante interesante y me alegré que podía observarlo. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s